Hilos tensores

Son hilos de sutura reabsorbibles recomendados para tratar la flacidez de piel y estimular los tejidos internos para reafirmar la piel. Se sitúan a nivel subdérmico  para inducir la formación del colágeno y de los fibroblastos.

 

Una sesión estándar se suelen insertar entre 20 y 40 hilos; siendo su procedimiento fácil, rápido e indoloro con resultados progresivos y naturales.

 

A las tres semanas se pueden apreciar los efectos, aunque no es hasta los tres meses cuando el tratamiento alcanza su punto álgido con  una duración entre 12 y 18 meses.