Peeling químico

El peeling químico es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Las capas de piel reveladas tras realizar un peeling químico son mas nuevas y por tanto más suaves y jóvenes.

Los peelings químicos se utilizan para tratar las arrugas, eliminar manchas faciales y para las cicatrices, sobre todo en la zona de la cara, donde tienen un efecto rejuvenecedor bastante notable. 

El tratamiento se puede realizar a diferentes profundidades (light, medio o profundo) en función de los resultados deseados.

Los peelings químicos profundos tienen mejores resultados, pero también debemos tener en cuenta que implican tiempos de recuperación más largos.

Los peelings químicos se realizan en la consulta médica. Según su tipo de piel y el problema a tratar, le aconsejaremos uno u otro tipo de peeling. 

Durante la sesión de peeling, notará un ligero escozor que cede pasados unos minutos. No es necesaria la aplicación de pomada anestésica. Es importante que no se exponga al sol y utilice filtros solares durante algunos meses.