Bótox

La toxina botulínica o bótox es una proteína natural purificada cuya finalidad es bloquear la conexión neuromuscular, consiguiendo así una relajación temporal de los músculos faciales tratados y, con ello, una piel lisa y tersa.

Con este tratamiento se logra provocar un efecto lífting, un rostro relajado sin perder naturalidad, expresividad ni armonía facial. 

Es importante destacar que la función del bótox sólo afecta al músculo donde se infiltra, por lo que el resto de la musculatura y estructuras del cuerpo no se ven afectadas. 

No produce ningún tipo de dolor, no necesita tiempo de recuperación ni cuidados especiales de ningún tipo y se puede aplicar en verano porque la exposición de la piel al sol, no produce efectos secundarios.